lunes, abril 22, 2024

¿Por qué es importante la impermeabilización?

Más leídos

El agua y la humedad en los hogares son agentes capaces de provocar el deterioro de la estructura de todo el edificio o inmueble, especialmente en las zonas más expuestas como las azoteas, los tejados, los patios interiores y las fachadas, donde se pueden crean fisuras y fracturas.

Además de los efectos que son observables como manchas en los techos, las moquetas o paredes, se pueden hacer presente algunos problemas respiratorios.

Existen también los problemas estructurales que son invisibles, pero mucho más peligrosos que las manchas. Los inmuebles suelen sufrir daños estructurales más difíciles de detectar si la humedad y el agua penetran en muros, techos y suelos.

Para evitar estos problemas, cada cierto tiempo y dependiendo de la ubicación geográfica de la casa o piso se debe recurrir a los servicios de impermeabilización.

No solo se trata de estética y comodidad

Cuando se habla de impermeabilización se piensa automáticamente en goteras. Pero, no necesariamente estas se presentan de inmediato cuando se filtra el agua o la humedad.

Por ejemplo, en las construcciones de hormigón, el agua puede hacer que se filtre el componente cementoso o que se oxide la armadura interior y pueden pasar años antes de que aparezca una gotera visible, aunque la estructura ya haya sufrido daños irreversibles.

En el caso de una estructura de madera como los techos de machihembrado o las paredes revestidas de paneles decorativos, la humedad puede favorecer la proliferación de hongos, moho, roedores e insectos que merman la calidad de vida y son agentes de múltiples enfermedades.

Para esto, existen los sistemas de impermeabilización que pueden colocarse dentro o fuera de la casa, dependiendo del alcance de los daños causados por el agua y de las particularidades propias de cada inmueble y sus características estructurales.

Aislamiento térmico, impermeabilización y valor de la propiedad

Uno de los aspectos más cruciales e indispensables en la construcción es la impermeabilización. Se trata de una o varias técnicas que impiden que el agua entre en la vivienda.

Esto se usa desde hace siglos para proteger el hogar. Sin embargo, hoy en día, existen agentes impermeabilizantes que no solo cumplen esta función. Al mismo tiempo, aplicado en techos y fachadas, sobre todo en sitios fríos y húmedos, impide que haya intercambio de temperatura desde el interior al exterior.

Es decir, la impermeabilización puede ser la mejor defensa contra los efectos dañinos del agua sobre los materiales de construcción es la impermeabilización de terrazas transitables, cubiertas o patios y, a la vez, una manera impecable de lograr el confort térmico, un ambiente más saludable y, por supuesto un aumento del valor de la propiedad debido a estas características.

¿Y en climas calientes?

Ahora bien se ha hablado de sitios donde la humedad y la lluvia son frecuentes. ¿Quiere decir esto que en sitios cálidos no se requiere de la impermeabilización? Claro que no.

Todos los edificios en todo el planeta, haga sol, lluvia o caigan toneladas de nieve se tienen que impermeabilizar con mayor o menor frecuencia.

Obviamente en sitios de cuotas de lluvia bajas, la humedad no será la causante de estragos, pero las cubiertas impermeabilizantes sí sirven de protección térmica porque hacen que los rayos del sol reboten y no calienten tanto el interior de los hogares.

Tipos de impermeabilización

  • Acrílica: está hecha con fibras de vidrio y resinas sintéticas o acrílicas es muy resistente y se aplica en techos y paredes.
  • Asfáltica: se componen de agua emulsionada con fibras de vidrio, poliéster y productos como la brea. Permiten durabilidad y elasticidad.
  • Cementosa: este tipo de impermeabilización se hace con base de concreto y es altamente resistente a la intemperie.
  • Elásticas: se fabrican con polímeros acrílicos que aportan una gran elasticidad y son resistentes a la dilatación y contracción.
  • Membranas líquidas: se aplican en techos y paredes como una capa fina de pintura tipo imprimación a la que luego se le añade diversos polímeros. Son flexibles y duraderas.

Membranas de poliuretano: son parecidas a la anterior solo que la capa líquida varía en componentes y se aplican en sitios muy susceptibles a la humedad.

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias